Canes peligrosos: una historia común, dos tipos de dueños

Cientos de razas naturales y genéticamente modificadas están en la mira, un niño es víctima de la tenencia peligrosa —el detalle— ¿Cómo se aborda el problema cuando hay gente que apuesta hasta 500 dólares en peleas de perros clandestinas?; Sucede en Sucre.

Foto: Internet

UNA HISTORIA CON LAS MISMAS CARACTERÍSTICAS DE SIEMPRE

Como cada mañana a las 7h30, Roco, Roca y Fira, —tres perros jóvenes rottweilers— salen disparados de su domicilio con dirección a la calle de un portón que se abre todos los días a la misma hora en el barrio de Villa Victoria, en la pujante zona de Villa Armonía. Son el temor de sus vecinos, perros criollos y gatos que no están seguros, o, al menos así lo sienten sus dueños. Son animales con antecedentes de ser agresivos alguno que otro gato habría perdido su vida entre sus mandíbulas y varios otros perros más habrían sido atacados. Antes eran cuatro, dos hembras y dos machos; una de ellas quedó preñada y fue trasladado a otro domicilio, a una barraca según los vecinos quienes atemorizados cuentan que los animales incluso en ocasiones han ingresado hasta el patio de sus domicilios donde se habrían dado los ataques a los animales y la muerte de felinos.

Serían las 9 de la mañana del lunes 23 de septiembre cuando Doly (nombre ficticio) permitió que su pequeño hijo de 2 años acompañe a su hermano mayor (de 10 años) y a su sobrino (de 4 años) a la tienda para comprar caramelos; ella vive sola con sus hijos, el padre de los niños, tiene su fuente laboral en el área rural por lo que ella toma —la mayor parte del tiempo— el doble papel.

Este tipo de hechos siempre pasan muy rápido, Roco, Roca y Fira, atacaron entre todos al pequeño dos veces, en la primera el hermano mayor logró salvar al pequeño, en la segunda no; los feroces animales lograron dar certeras mordidas que las repartieron entre los dos niños; el mayor —tal como contó la madre a un medio local— logró levantar al niño entre sus brazos, pero no pudo resistir mucho, puesto que el animal inmediatamente intentó quitárselo jalando de sus tobillos. Le quitó sin ninguna complicación el busito que llevaba puesto y le dejó las serias heridas en el vientre. El hermano mayor también quedó con heridas menores.

Ese momento la madre llevó a su niño hasta el hospital Cristo de las Américas en el vehículo del propietario de los canes; serían las 10h00 de mañana cuando recibió las primeras atenciones por parte del médico de ese nosocomio Javier Reynoso, quien derivó al menor al Hospital del niño, donde finalmente fue intervenido de emergencia a las 11h00, para dar solución a la exposición de sus intestinos.

Lee el reportaje completo en nuestra edición impresa de La Crónica

Next Post

Vehículo tras accidente dio tres vuelcos de tonel y golpeó a un ciclista

Del hecho fallecieron dos periodistas y cuatro personas resultaron heridas.