La economía de las Tripas

Transcribimos la conversación que tuvieron dos estudiantes de economía en una de las esquinas del Estadio Patria en 2015 donde se comercia todas las tardes las conocidas tripitas con mote y papas. Un mapeo social desde un fragmento de la teoría de Marx.

Venta de Tripas | Foto: Internet

—¿Qué miras?

—Nada, tratando de entender cuál es la clave del éxito de la señora que vende tripas en la esquina. ¿Que hace que la gente llegue hasta éste desolado punto solo para comer tripas?

—pero, debe ser el precio, ¿no?

—Cualquier economista podría comenzar por intuir lo mismo, y es que cuando pensamos en el éxito en los negocios, siempre uno comienza por pensar en precios súper competitivos, que, a decir verdad, no es el caso, la señora las vende al precio que la mayoría de las triperas las venden, a unos incomodos Bs 8 que incluso puede considerarse caro para aquellos caseros de la tripera de la Nataniel Aguirre que los vende a Bs 6.

—Entonces tiene que ser unas tripas muy ricas….

—Es precisamente lo que la Universidad nos enseña, aprender a discernir la relación existente entre calidad y precio, pero no, de nuevo no es, puede que sean ligeramente más crocantes que los otros, pero nada que no consigas de las principales triperas de Sucre.

—Seguro ofrece algo más que los demás no ofrecen. Quizás sea la higiene, veo mucha gente, de traje, y pequeños “jailonguitos” de la zona.

—Sí; es probable, suelo darles un plus a los lugares en que la persona que me atiende no es la misma que recibe y entrega los billetes… No es el caso. Además que aún no resuelvo, el tema de la llajua, en los lugares en que debes comer con las manos, te has puesto a pensar que llega a ser lo mismo ponerse llajua con la mano que con la cuchara que ofrece el bote de llajua, ya que terminas poniéndote llajua agarrando la cuchara con la misma mano con la que estas comiendo.

—Mejor olvidemos lo de la higiene, ¿qué tal la atención?

.

Lee la nota completa en la edición Impresa de La Crónica

Next Post

Dan detención preventiva a exprefecto Iriarte

La entrevista psicológica del menor reveló el dolor que sintió por la acción de la exautoridad.